Prensa Opusculum   .Vicente Pascual . ohome | escritos | currículum | contacto | bibliografía | pinturas | english



Heraldo de Aragón, 29/07/2009

Retrospectiva de un pincel filosófico
El Palacio de Sástago, en Zaragoza, inaugura hoy una exposición monográfica dedicada al pintor y poeta aragonés Vicente Pascual. En 'Opusculum' se exiben obras realizadas por el artista desde 1989 hasta su muerte, acaecida en septiembre del año pasado.

Vicente Pascual (Zaragoza, 1955-Utebo, 2008) recorrió muchas tierras, pero -en el círculo que acabó siendo su vida- su lugar de origen fue principio y fin de una trayectoria artística. La Diputación Provincial de Zaragoza pone ahora el Palacio de Sástago al servicio de una retrospectiva dedicada a toda su creación en solitario, desde que a finales de los 80 se disolviera la 'Hermandad Pictórica' que mantuvo Vicente con su hermano Ángel durante unos años.

'Opusculum' es el título que se ha dado a la muestra que se inaugura hoy (20.00) y continuará abierta hasta el 20 de septiembre. El nombre de la exposición tiene su porqué: obedece a la costumbre de Pascual de bautizar en latín sus obras postreras, y alude también a una colección de pequeñas pinturas sobre papel que se incluyen en la exposición y son una especie de compendio de lo que persiguió el artista. Cuadros de una belleza sencilla, con formas simples pero cargadas de simbolismo, de un cromatismo característico mantenido por Vicente Pascual a lo largo de su trayectoria creativa.

Primero fueron paisajes delicados de un dorado sobrecogedor, casi místico, matizando oscuridades. Luego, vino la espiritualidad de la India y la geometría telúrica de los indígenas de Norteamérica. En la búsqueda de lo esencial, hubo un retroceso a los símbolos del románico, progresivamente despojados de adorno hasta llegar a las formas elementales, precisas figuras de tintas y acrílico con perfiles nítidos pero bañadas de inquietantes transparencias.

Su hija Cira y Marisa Cancela (directora del Museo Pablo Serrano) han sido las comisarias de 'Opusculum', pero fue el propio artista quien, antes de fallecer a causa de un cáncer, dejó marcadas las líneas maestras de esta retrospectiva. Ayer, Ana Marquina -amada de Vicente Pascual- comentaba gratamente impresionada que la exposición era "una sorpresa grandísima, porque Vicente hubiera hecho algo muy parecido; ha quedado muy de su estilo".

La propia hija del artista hizo de guía por la muestra, que sigue un orden cronológico. Cira Pascual explicó que "hay una continuidad en las referencias filosóficas" de la obra de su padre, ya que desde su residencia en la India en los años 70 se vio influido por Ananda Coomaraswamy, un estudioso del arte tradicional, partidario de que el arte no sirva solo para el placer estético, sino también como transmisor de ideas filosóficas y religiosas, usando un simbolismo universal. 

Aunque vivió en EE. UU., Pascual volvió a crear en contacto con Aragón, tanto en el entorno del Moncayo como en Teruel. De todo ello hay ejemplos en 'Opusculum', donde también se exhiben los dibujos para su poemario ''Las 100 vistas del Monte Interior' (en tinta sumi-e y quinacridona sobre papel japonés) y dos vídeos: uno de 2004, sobre la creación de 'Turris Eburnea' inspirada en la Torre Blanca de Albarracín), y otro de 2008, a partir de su trabajo en Utebo con referencias al río Ebro.

Pintor de palabras

Un aspecto menos conocido de Vicente Pascual que saca a la luz 'Opusculum' es su obra literaria, en una selección de versos hecha por el poeta Ángel Guinda. Estas poesías, que ilustran los muros del Palacio de Sástago, aparecen también en el catálogo, donde Guinda afirma: "Vicente Pascual, además de pintor inefable, ha sido siempre un poeta secreto, digno y ejemplar".
Y explica que, en la última etapa de su vida, "la precariedad física, que no intelectual, le obligó a pintar con la palabra, dejándonos poemas de una sencillez, hondura y espiritualidad exquisitas".

Versos que guardan a veces ecos populares, casi de jota, y otras un lirismo sutil y escueto, como un haiku oriental. Pensamientos que escriben líneas con el amor, la muerte y la naturaleza, temas eternos y en Pascual preñados de filosofía, como esa vuelta de tuerca a Heráclito que reza: "¿Y quién mira al río,/si el cuerpo que arrastro/es siempre cambiante/y la vida que hoy vive/ayer aún no era?".

* * *

EFE. Zaragoza, 27/07/2009
'Opusculum', muestra artística de Vicente Pascual, se exhibe en el palacio de Sástago 

El nombre de la exposición hace referencia a la última etapa pictórica del artista y al atardecer, por el uso de los colores que utilizaba en sus obras. Todos aquellos que quieran acercarse al palacio de Sástago a ver la exposición de Vicente Pascual, lo podrán hacer hasta el 20 de septiembre.

La exposición "Opusculum 1989-2008", instalada en el Palacio de Sástago de Zaragoza, recorre la obra del fallecido artista aragonés Vicente Pascual a través de 108 obras. Desde los paisajes atemporales de principios de la década de los 90, hasta sus últimas obras, mucho más abstractas y oscuras.

Tal y como ha explicado la hija del artista y comisaria de la exposición, Cira Pascual, el nombre de la muestra hace referencia a algunas pequeñas obras de la última etapa del autor, así como al atardecer, ya que el artista utilizó durante toda su trayectoria colores ocres que recuerdan a esta etapa del día.

La exposición, que podrá verse hasta el próximo 20 de septiembre, recoge cuadros elaborados a partir de 1989, año en el que comenzó su trabajo en solitario después de haber formado junto con su hermano Ángel ‘La hermandad pictórica’, hasta su fallecimiento en 2008.

Cira Pascual ha declarado que los cuadros se organizan cronológicamente en cuatro salas, la primera de las cuales recoge una muestra de sus obras entre 1989 y 1992, época en las que priman los paisajes influidos por el arte japonés.

La segunda sala recoge un momento de transición del artista, que coincide con su estancia en Estados Unidos. Un ‘mural bisagra’ ayuda a entender el cambio, ya que en este momento deja de pintar paisajes simétricos y se centra en figuras abstractas.

En la tercera sala predominan las figuras geométricas que hacen referencia al mundo románico, mientras que en la cuarta se pueden encontrar unas piezas efectuadas con tinta sobre papel japonés que reciben el nombre de ‘opus’, realizadas en pequeño tamaño debido a la delicada salud del artista entre 2006 y 2008.

El reconocido artista aragonés, vivió en la India, en Estados Unidos y recorrió la geografía Española, y estuvo muy influido por el artes japonés y por las culturas indígenas de norteamérica, así como por los escritos de Ananda K. Coomaraswamy, cuya perspectiva filosófica se hace patente en toda su obra.

En la rueda de prensa de la presentación de "Opusculum", la otra comisaria de la exposición, Maria Luisa Cancela, ha explicado que de alguna manera la muestra quedó diseñada por Vicente Pascual, ya que eligió incluso lugar de exposición, espacio que había acogido muestras de ‘La hermandad pictórica’, y cerrar así un ciclo.

Por otro lado, Cancela ha apuntado que la exposición da las "claves de lectura e interpretación de su obra", y ha recordado que la muestra también recoge la obra literaria desarrollada por el autor los últimos años, que refleja la "riqueza de un artista completo, pulcro y exquisito".

Para la presidenta de la comisión de Cultura y Patrimonio de la diputación de Zaragoza, Cristina Palacín, la exposición es una forma de ratificar al autor como uno de los grandes pintores aragoneses, con una trayectoria aragonesa, nacional e internacional.

La exposición se podrá ver en el Palacio de Sástago desde mañana hasta el 20 de septiembre, fecha en la que el pintor aragonés hubiera cumplido 54 años.

* * *

EUROPA PRESS, 28/07/2009
Vicente Pascual Rodrigo, un pintor muy literario
Una exposición retrospectiva de Vicente Pascual reúne un centenar de obras en el Palacio de Sástago

El Palacio de Sástago de Zaragoza acogerá, desde mañana, la exposición del artista aragonés Vicente Pascual 'Opusculum, 1989-2008', compuesta por 108 obras que reflejan, de forma retrospectiva y cronológica, las etapas del pintor desde los años 90, hasta los trabajos de abstracción simbólica que caracterizan sus últimos años. Vicente Pascual nació en Zaragoza en 1955 y falleció en Utebo el 25 de septiembre de 2008.

La presidenta de la Comisión de Cultura y Patrimonio de la Diputación de Zaragoza (DPZ), Cristina Palacín, explicó, en rueda de prensa, que esta exposición retrospectiva "tiene un componente emocional importante, ya que se le reconoce como uno de los grandes pintores aragoneses, de carácter nacional e internacional".

Palacín señaló que Pascual era un hombre "conceptual", y que en esta muestra de su obra se presenta el artista "más filosófico, que olvidaba lo superficial y se centraba en lo esencial". Además, aseguró que esta exposición es "el mejor homenaje que se puede brindar, un homenaje sencillo y sincero".

La comisaria de la exposición y directora del Museo Pablo Serrano, María Luisa Cancela, comentó que no es la primera vez que el Palacio de Sástago ofrece una muestra de este pintor, ya que en 1987 recogió una exposición de Vicente Pascual junto a su hermano Ángel, bajo el título 'La Hermandad Pictórica 1970-1986', y, a partir de ese momento, "Vicente Pascual comenzó su camino en solitario como artista plástico".

Por su parte, la hija de Vicente Pascual, comisaria de la exposición, Cira Pascual, destacó que se trata de una exposición "diseñada y preformateada por su padre antes de morir, incluso él mismo escogió el espacio", y agregó que ha supuesto un trabajo "exhaustivo, minucioso pero sencillo".

"Vicente Pascual dejó claro el discurso y el diseño de la exposición, y creo que hemos conseguido un resultado acorde con sus deseos", apuntó su hija, quien describió a su padre como un artista "completo, honesto, cuidadoso, plucro, exquisito, y artesano en el tratamiento de los pigmentos y las formas".

OPUSCULUM

Cira Pascual comentó que el título de la exposición, 'Opusculum 1989-2008', "hace referencia a obras que el artista realizó durante sus últimos años, mientras estaba enfermo, que se relacionan con su estado físico", una serie de pequeñas pinturas sobre papel que resumen las claves de su arte, "sobriedad, equilibrio, armonía, pureza formal y maestría técnica".

Además, esta muestra también recoge dos vídeos del artista. El primero se grabó en 2004, durante su residencia en Teruel, mientras realizaba un trabajo en la Torre Blanca de Albarracín. El segundo, rodado en 2008, se llevó a cabo a partir de un trabajo en Utebo (Zaragoza), y unas reflexiones del pintor sobre el río Ebro, donde conjuga las prácticas plásticas y poéticas.

La exposición está dividida en cuatro etapas, diferenciadas en cuatro salas. En la sala de inicio se muestran influencias del arte japonés, formatos medianos, y una continuidad cromática que acompañará al artista a lo largo de toda su retrospectiva.

En la primera sala se presentan paisajes, principalmente en dípticos y trípticos que Vicente Pascual realizó entre 1989 y 1992, caracterizados por "un cromatismo constante, mínimo y sobrio", según explicó Cira Pascual.

En la segunda sala se plasma la transición a la geometría, que coincide con la estancia del pintor en Estados Unidos de 1992 a 1996. Esta sala acoge un "mural bisagra que ayuda a entender la transición", comentó su hija. En la tercera sala se aprecian referencias arquitectónicas, y románicas, además de una textura visual "fruto de una profunda investigación".

En la última sala que abarca la etapa del 2006 al 2008, se presentan referencias a un proyecto inconcluso, y supone el "cierre de su trayectoria artística, que ha recorrido desde paisajes intemporales gasta la abstracción simbólica de sus últimos años", aseveró Cira Pascual.

Esta exposición estará abierta en el Palacio de Sástago hasta el próximo 20 de septiembre, de 11.00 a 14.00 horas, y de 18.00 a 21.00 horas.

 

Esta selección de textos está incompleta ya que algunos de los materiales de prensa no están disponibles en formato digital.


home | escritos | currículum | contacto | bibliografía | pinturas | english